*OVS más alla de la radiofonia

El canal que no quería ser “tinellidependiente”

Posted on: marzo 2, 2008

Compendio minucioso de razones por las cuales Telefé vino a perder un liderazgo de rating de casi 18 años a manos de Canal 13

Desde que Marcelo Tinelli abandonó hace ya tres años largos las huestes de Telefé, empujado en partes iguales por sus propias ínfulas, pero también por los deseos incontenibles de Claudio Villarruel de demostrar al mundo que el canal a su cargo no era “tinellidependiente”, algo se desacomodó.

Luego de tres temporadas completas ha quedado demostrado en los hechos lo siguiente:

1) Gana el horario central de la TV (el prime time nocturno, que es el de mayor audiencia y consecuente facturación publicitaria) la emisora que tiene en su grilla a Marcelo Tinelli: así ocurrió en Telefé hasta 2004; le pasó fugazmente a Canal 9 cuando, en 2005, ShowMatch recaló en esa onda y desde 2006 el dueño de la franja horaria más valiosa en público y en pesos es Canal 13, que cobija desde entonces a su hijo pródigo (allí se había iniciado en la década del 80, como columnista de Juan Alberto Badía).

2) Dicho lo anterior cabe llamar la atención sobre dos situaciones muy particulares y asombrosamente paradójicas: por un lado quien se ufanó de no ser “tinellidependiente” (Villarruel) tuvo que defender con mucho esfuerzo el liderazgo de la señal por él diseñada, haciendo fuertes otras franjas del día para sostener el casi permanente quebranto nocturno. Desde octubre pasado, cuando Canal 13 se afincó en el primer puesto de manera sostenida, esos esfuerzos comenzaron a resultar insuficientes. Por el otro, el 13 está ganando sin Tinelli en pantalla (vuelve en abril), con lo cual demuestra no ser tan “tinellidependiente” (de hecho Adrián Suar se impuso varios meses cuando Son amores le doblaba el brazo a VideoMatch , en 2004, el último año de Tinelli en el canal de las pelotitas).

* * *

Hay otras lecturas posibles cuando se analiza por qué Telefé perdió hace cinco meses un liderazgo que supo defender durante casi 18 años. Según se ve en la infografía que acompaña esta columna, Telefé resistió el alejamiento de una de sus figuras máximas con bastante firmeza: en el promedio anual de 2005 apenas perdió cuatro décimas de audiencia y al año siguiente repitió idéntico guarismo (14,4 puntos). Obsérvese que es en 2007 cuando se produce un brusco descenso (13 puntos) en el promedio anual, que se acentúa en los primeros meses del presente año.

¿Y qué es lo que pasó en 2007? Su grilla perdió diversidad, se volvió monocorde y altamente inestable. La programación sucesiva de tres ciclos de un polémico formato de reality show ( Gran Hermano 5 , Gran Hermano famosos y Gran Hermano 2007 ), con cantidades inconcebibles de subproductos (especiales, debates, micros, galas, fiestas, constantes promociones, anticipos reiterados en noticieros y otros programas) arrasaron con la articulación sensata de distintos contenidos que es esperable que tenga un canal que se precia de líder. Agravó la situación la reiteración constante de ciclos repetidos una y otra vez ( Casados con hijos , Los simuladores , Hermanos y detectives , etcétera), más el uso abusivo de Los Simpson (dos o más ediciones diarias y maratones de varias horas los fines de semana). ¿Qué más? Susana Giménez obligó a famosos a hacer acrobacias y a demostrar cuán vivarachos son sus perros; Marley siguió comiendo y haciendo comer repugnantes bichos a sus invitados y se rió hasta ahogarse con Florencia Peña frente a las siete maravillas del mundo; vimos por enésima vez Harry Potter y El Hombre Araña, y Villarruel terminó con éxito la total domesticación de Mario Pergolini, que, al fin, pudo desplegar todos sus productos.

En medio de tan enrarecida pantalla, a la ficción (salvo a la enlatada proveniente de Brasil y México para la hora de la siesta) se le hizo muy cuesta arriba abrirse paso: fracasó Hechizada y El capo , aunque se defendieron La ley del amor y Casi ángeles . El retroceso en este renglón fue tan brutal que Telefé pareció conformarse con ser nada más que una pantalla de entretenimientos, eventos y latas. Cuando se pasa revista a los 40 programas de TV más vistos de 2007, la ficción más sintonizada en esa señal aparece recién en el puesto N° 12 y es Televisión por la identidad , un ciclo de apenas tres emisiones, con el que las autoridades del canal se pavonearon como si esas escasísimas entregas pudiesen haber contrapesado el colosal tsunami de Gran Hermano , Los Simpson y los culebrones importados. ¿Con Ver para leer , en la trasnoche dominguera; con las escasas dos emisiones de Cuentos cardinales o con el brevísimo ciclo de Telefé cortos se puede equilibrar tan descompensada balanza?

* * *

Como “año particular” y “período de transición” califica Claudio Villarruel a 2007 en la entrevista concedida al Anuario de la Televisión Argentina , el completísimo compendio de 425 páginas del sitio televisión.com.ar, que incluye un DVD con veinte de los tramos más salientes de la temporada pasada. En el citado libro, que incluye las fichas técnicas de todos los programas que estuvieron en el aire el año último y todo tipo de estadísticas de audiencia, se menciona que en ese lapso se estrenaron 85 programas, 14 menos que en 2006; que sólo se hicieron 15 ficciones en comparación con las 24 del año anterior y que Telefé fue el canal que más programas levantó. Entre los insufribles más votados por los habitués de ese espacio Telefé la ligó por partida doble: “prender la tele y ver siempre programas repetidos” alcanzó el primer puesto y en el quinto salieron por aclamación “las interminables repeticiones de Por el mundo , de Marley”.

Ya en 2008 Telefé sumo una nueva baja: Una de dos , el programa protagonizado por Florencia Peña, Fabián Vena y Luis Luque, que duró tan sólo trece emisiones en un rango inestable de horarios que iba de las 20.30 a las 23 (¿qué público puede tolerar tamañas oscilaciones?). Y desde el mes pasado miente que “en enero”, después “en febrero”, luego “muy pronto” y ahora mañana (parece que va en serio) se estrena, a las 22 (o a las 22.10, 22.20 o 22.45, qué más da) la mayor apuesta de ese canal para este año: Vidas robadas , el telenovelón de tema comprometido (ver aparte), con Facundo Arana y gran elenco.

Recuperar la seriedad en la palabra empeñada; respetar los horarios convenidos; cuidar los programas nuevos evitando someterlos a corrimientos, transformaciones y levantamientos intempestivos; cuidar el trabajo de artistas, productores y libretistas; cesar con las operaciones de prensa; impedir que lo escatológico se adueñe de la pantalla, y rearmar con lógica y variedad la grilla de programación de manera coherente, sin efectismos ni trampas, son tareas en las que Telefé tendrá que ponerse a trabajar concienzudamente cuanto antes si quiere recuperar algunos de los laureles perdidos.

Por Pablo Sirvén. LA NACION

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

OTRA VEZ SOPA Radio se transmite desde Rosario, Argentina.

DE LUNES A VIERNES 17HS POR POP RADIO ROSARIO, 96.1Mhz

Create your own banner at mybannermaker.com!

VISITAS/ESTADÍSTICAS

  • 654,550 hits
Create your own banner at mybannermaker.com!
marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Create your own banner at mybannermaker.com!
Create your own banner at mybannermaker.com!

Top Clicks

  • Ninguna

RSS OVS FLOG

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Mucho más OVS!!!

A %d blogueros les gusta esto: