*OVS más alla de la radiofonia

Bob Dylan en Rosario: Una huella no tan conocida, pero que marcará historia

Posted on: marzo 30, 2008

Bob Dylan pasó por el hipódromo de la ciudad dejando mudos a unas 3.000 personas. Algunos dirán casi sin pena y sin gloria en cuanto a la repercusión, yo diré que será algo imborrable…

En la previa, la luna agrandaba su arco de luz en la dulce espera… Mientras Javier Malosetti decía: “quédense que después viene una banda que anda bien en estos momentos“… La verdad que el trío fue la antesala del teatro, un show muy humilde, pintoresco, hasta te diría que tan tenue como una luz, pero lindo y agradable. Comenzó a las 20 en punto; después salió caminando entre el público sacándose fotos. El hipódromo que mutó en teatro, empezaba a tomar forma…
La gente seguía entrando a las 21:10 y las luces de las gradas del lugar se apagaron. Pocos divisaron que la luna estaba tras las nubes, la lluvia de palmas caía desde la platea (en el show se vendió como popular) en forma de una cortina de estrellas, ‘un cacho de historia’ comenzaría a sonar…
Que decirles, para cuando me dí cuenta ya habían pasado la mitad de los temas. Pero era un teatro. La banda, vestida de saco gris y camisa negra, ‘él’ de saco azul, pantalón negro con una franja roja a ambos costados, sombrero blanco, corbata roja, y un guitarra en mano, así abordó la historia, a las 21:15 muy puntual.
El violín y el contrabajo, junto con las luces blancas y amarillas entre tema y tema hacían del lugar una sala de, no se dónde, pero un teatro al fin. La banda, sin palabras, la verdad que me dejaron impactado, rock, folk, blues, jazz, no se cuanto más. Recorriendo distintos estilos, deformando más que una canción como suele hacerlo y ni siquiera saludando al público, así fue todo.
Se sabe que Bob Dylan no es uno de esos músicos que intenta ganarse al público, al contrario, es muy callado, reservado y hasta muy crítico cuando le realizan notas, no de mal carácter pero sí alguien de pocas palabras.
Algunas cosas en contra tuvo la puesta en escena. En cuanto a la escenografía, bien algo simple, fondo negro, instrumentos, equipos, nada más, a escuchar música. Lo que sí es que en el recital había mucha gente mayor, y creo que por el costo de la entrada (sea cual fuere) tendrían que haber agregado alguna que otra pantalla a los costados, para que todos puedan apreciarlo de otra manera, no se si alguna persona le habrá podido ver la cara desde cerca, ya que estuvo todo el tiempo mirando hacia abajo. El sonido, bue que decir, si sonaba mal había que hablar con mas de uno, no?
Versiones de temas de ‘modern times’, la última producción de Dylan, con una verión rockera increíble de ‘Highway 61 Revisited’ de otro recital, la clásica pero mutante versión de ‘Like a Rolling Stone’ que puso de pié a todos, temas de sus primeras producciones, fueron algunas de las joyitas que Bob Dylan dejó apreciar. Sí, no toco ‘Blowin’ in the Wind’ ni ‘Knockin’ on Heaven’s Door’; pero como le dije a un amigo que me encontré, “que mas querés, escuchaste a Dylan…”
Más allá de todo lo que fue semejante evento, hay que remarcar algo importante: dadas las circunstancias de la baja venta de entradas, esperemos que los empresarios ‘hayan salido derechos’, de lo contrario, seguiremos viajando a Buenos Aires o Córdoba para poder ver alguna estrella internacional. Lo que es cierto también, es que una familia tipo se le complicaba ir al recital dado el costo de las entradas (la mas barata era en principio de $140, popular no numerada).
Otra de las cuestiones a poner sobre la hoja es el tema de la organización del mismo. Igual que en un teatro, el predio en donde estaban ubicadas las butacas estaba idéntico: pares de un lado, impares del otro. Dos puertas de acceso, la 1, popular y platea numerada pero los que tenían butacas impares, y por la 2 solo las plateas con butacas pares. El tema que radica aquí es que uno a lo mejor hacía la cola por 20 minutos o más y se tenía que dirigir hacia la otra puerta. Mucha gente se quejó de este tema, principalmente las personas que debían ingresar por la puerta número 1 en la cual había una cola de varias cuadras.
Más allá de estas peripecias, el show se desarrolló en casi 2 horas. Un corte solo tuvo el recital casi en su final, con dos bis como cierre a pesar de que la gente seguía pidiendo por él.
No era una noche de rock, era una noche de música clásica. Como esa sinfonía que resuena en todos los oidos del mundo y no se puede desconocer al escuchar su primer nota; Bob Dylan es una de ellas y su huella marcó historia en Rosario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

OTRA VEZ SOPA Radio se transmite desde Rosario, Argentina.

DE LUNES A VIERNES 17HS POR POP RADIO ROSARIO, 96.1Mhz

Create your own banner at mybannermaker.com!

VISITAS/ESTADÍSTICAS

  • 654,601 hits
Create your own banner at mybannermaker.com!
marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Create your own banner at mybannermaker.com!
Create your own banner at mybannermaker.com!

Top Clicks

  • Ninguna

RSS OVS FLOG

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Mucho más OVS!!!

A %d blogueros les gusta esto: