*OVS más alla de la radiofonia

Creamfields cumplió 10 años

Posted on: agosto 26, 2008

Fueron dos días y tocaron desde Chic a Fatboy Slim, The Gossip, Gorillaz Soundsystem y Kasabian, entre otros.

Este fin de semana, en las afueras de Manchester, el festival Creamfields festejó su décimo aniversario con una edición por varios motivos fuera de lo común. Por primera vez el evento nacido en como extensión de la discoteca Cream en 1998, tuvo dos jornadas, hubo camping ocupado por unas 17 mil personas y, excediendo largamente los límites de la “música electrónica”, tocaron artistas de todas las épocas de la música bailable: desde los clásicos Chic (con sus grandes éxitos disco funk y el guitarrista Neil Rodgers) hasta nombres nuevos. Como es costumbre, la atracción principal en las diferentes carpas fue una lista muy abarcativa de los DJs emblema de la escena dance, clásicos de los diez años que lleva el festival: Fatboy Slim (con un intenso show de grandes éxitos desde el escenario principal), Underworld, Sasha, Paul Oakenfold, Eric Morillo, Tiësto, Paul Van Dyk, Green Velvet, entre más de 150 que se presentaron en los 12 espacios que tenían sonido y propuesta artística propios.

La particularidad, esta vez, además de la música, fue el camping: siguiendo la tradición de los festivales rockeros del verano británico (Glastonbury, Reading), Creamfields ofreció un menú en dos jornadas más cortas (la segunda cerró con Kasabian en el main stage en el atípico horario de las 23 horas) aprovechando el último feriado del verano inglés. Así, jóvenes del centro de Inglaterra llegaron hasta la zona de Cheshire, donde se ubicaba el predio, ubicado equidistante entre Manchester y Liverpool. Sin dudas, el festival formó parte de un fin de semana largo fue de apuestas fuertes en la Gran Bretaña cultural: además de las casi 40 mil personas en Creamfields, Madonna abrió su nueva gira en Cardiff, Metallica y Rage Against the Machine tocaron en el festival de Reading y, con fiestas callejeras que coincidieron con el carnaval, Londres lanzó su temporada olímpica para recibir a los Juegos en el 2012.

Destacaron la presencia del argentino Hernan Cattaneo (con un festejado set durante la primera noche en la carpa Cream con banderas y remeras argentinas incluidas), el chileno-suizo Luciano, el brasilero DJ Marky (una lección rítmica que excede el drum & bass) y el cada vez más fiestero francés David Guetta, que hasta armó su propio VIP sobre el escenario, con botellas de alcohol para él y sus amigos, y unas señoritas invitadas. Una de las sorpresas fue la larga y representativa lista de artistas de rock que se repartieron entre el escenario principal y las carpas con sonido en vivo: The Gossip con el carismático y efectivo performing de su voluminosa líder Beth Ditto (cerró el show bien rockero cantando bajo la lluvia del sábado “We’re the Champions” de Queen), Kasabian (sonó potente y demostró ser una banda de rock con pretensiones psicodélicas, glam y bailables que convoca multitudes en los festivales), Pendulum (cerca de las propuestas del Catupecu Machu más tecno o de Zuker XP, salieron a shockear como si intentaran sonar como Prodigy pero con instrumentos de rock), Cut Copy (una de las mejores bandas del tecno pop 2008) y, especialmente, Hercules & Love Affaire: dos chicas vocalistas bien “diferentes”, el productor Andy Butler detrás, trompeta y trombón, para armar una de las propuestas sonoras y bailables más interesantes de la escena actual.

Con ese mismo concepto “live” destacó Gorillaz Sound System: es un experimento que combina la potencia visual del grupo de Damon Albarn, Danger Mouse y sus criaturas animadas con los elementos de la cultura hip hop: el DJ en las bandejas y dos MC que arengan y animan a la multitud cantando y rapeando sobre los grandes éxitos del grupo. Otro invento de Gorillaz bautizado “GSS” que complementa el concepto de uno de los artistas decisivos de la década, el gran “invento” pop de lo que va del siglo XXI. También, aunque en escenarios menores u horarios menos destacados, aparecieron algunas de las revelaciones del rock inglés 2008: tanto Late of the Pier como Midnight Juggernauts demostraron ante cierta monotonía de la escena dance mainstream que se puede combinar increíblemente música bailable y “prog-rock”, del mismo modo que nuevos nombres electrónicos como Deadmau5 o The Black Ghosts destacaron por su apuesta a “producir” en vivo.

Valió la pena este festejo, también, para que la escena de Manchester de fines de los 80, pionera en la cultura dance actual tanto como el mítico verano del amor de Ibiza, tuviera su lugar: el sábado Ian Brown (ex Stone Roses) presentó su show solista (con las mismas deficiencias interpretativas que cuando pasó por Buenos Aires); y el domingo el área “Hospitality” (una suerte de VIP con lugar para sentarse, mesas y algo de reparo ante el viento y el cansancio) estuvo musicalizada por The Hacienda, los creadores del mítico boliche de Manchester donde desfilaron los grupos de esa escena. Entre ellos, obviamente, pasó por las bandejas Peter Hook (bajista de Joy Division y New Order).

En definitiva, Creamfields deja como siempre barro y circo. Pero, como nunca, significó un festejo de la música bailable: no se trata ya sólo de “dance music”, ni sólo de música electrónica, ni tampoco de DJs. Es más, los vinilos, si alguna vez fueron un emblema son aquí también un gesto casi retro. Desde la música disco original al rock más nuevo, fue un resumen de “música para los pies”, aunque la pista estuviera embarrada, y las botas de goma hayan sido la prenda esencial de toda vestimenta, más importante que los disfraces, los looks bien producidos o los stands donde la gente podía maquillarse o comprar una peluca colorida.

Acaso tuvieron que pasar diez años para que eso se entienda. El productor y fundador James Barton lo repite, ante la multiplicada competencia de festivales en el verano de Europa: “Hace tiempo que no queremos hacer ‘el festival más grande’, estamos concentrados en hacer el mejor”. La respuesta fueron los dos temas tema con los que abrió, justamente, el show de Chic, el más antiguo de los grupos que tocaron en Creamfields, y su propuesta reiterativa, insistente desde el título y celebrada por los jóvenes que los vieron bajo el ya inesperado sol británico: “Everybody Dance” y “Dance Dance Dance (Yowsah, Yowsah, Yowsah)”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

OTRA VEZ SOPA Radio se transmite desde Rosario, Argentina.

DE LUNES A VIERNES 17HS POR POP RADIO ROSARIO, 96.1Mhz

Create your own banner at mybannermaker.com!

VISITAS/ESTADÍSTICAS

  • 654,396 hits
Create your own banner at mybannermaker.com!
agosto 2008
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Create your own banner at mybannermaker.com!
Create your own banner at mybannermaker.com!

Top Clicks

  • Ninguna

RSS OVS FLOG

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Mucho más OVS!!!

A %d blogueros les gusta esto: