*OVS más alla de la radiofonia

Posts Tagged ‘calamaro

En una demostración clara de su intacto poder de convocatoria, Andrés Calamaro consiguió que la séptima noche del Festival Pepsi Music 2008 fuera la de mayor asistencia hasta ahora, con 30 mil personas que corearon sus canciones en el Club Ciudad de Buenos Aires.

Carismático y con mucha energía, el ex Los Rodríguez inició el show casi a oscuras, con una versión a capella de “El salmón”, que fue seguida por “Compañeros y compañeras”, “Los chicos”, “Mi gin tonic” y “A los ojos”.

Luego sonaron “Cinco minutos más”, “La espuma”, “Elvis está vivo”, “Soy tuyo”, “El día de la mujer mundial”, “Los aviones” y “Jugando con fuego”, entre otras composiciones de un repertorio que recorrió toda la carrera del músico.

Luego de que algunos desajustes iniciales en el sonido fueran rápidamente solucionados, El Salmón no perdió la oportunidad para bromear mientras tomaba mate en el escenario. “Si yo fuera presidente sacaría el impuesto a la soja y toda esa plata la repartiría entre nosotros… seríamos 30 mil argentinos viviendo la buena vida“, dijo.

Hacia el final llegaron sus mayores éxitos, como “Estadio azteca”, “Crímenes perfectos”, una versión de “Flaca” con introducción del tango “Nostalgias” incluida, “Sin documentos” y una emotiva “Paloma” que fue coreada por los 35 mil asistentes.

El músico se presentó con una banda inusual, que incluyó a cuatro guitarristas bajo una puesta sin lujos pero bien resuelta sobre el escenario. Calamaro, además, prefirió esta vez dejar de lado los teclados y concentrarse en su guitarra.

Muchas gracias, nos vemos en diciembre en La Plata con el Indio“, se despidió el cantante, en referencia a los shows que dará con el Carlos Solari en la capital provincial.

Una ovación sirvió entonces como broche de oro para una de las noches que más se recordarán de esta edición del Festival Pepsi Music.

 

 

 Antes de las 22, 12 mil personas pedían a gritos la aparición de Dave Matthews Band. Y cuando apareció, hubo ovación, dos temas y silencio total: un corte de energía dejó sin sonido y pantalla al escenario principal. Dave Matthews estaba bastante enojado (¡su cara daba miedo!) y la gente también tiró la bronca: “Coca Cola, Coca Cola”. Por suerte, las cosas volvieron a la normalidad y luego de las disculpas obligadas, el jazz rock inundó el club Ciudad. DMB recorrió los trabajos más altos de su discografía y sin abusar de los singles dejó a todos sus fanáticos contentos. ¿Los puntos altos del show? “Ants Marching”, “Satellite”, “So Much To Say”, “Crash Into Me”, “Warehouse” y “All Along the Watchtower”, de Dylan, se lucieron en una noche en la que parecía que todo iba a salir mal (probabilidad de lluvia y problemas técnicos). DMB venció los contratiempos con una sobredosis de fusión y jam.

Anuncios

Se acerca la hora, y surgen cambios y nuevas confirmaciones para el Pepsi Music 2008. Black Rebel Motorcycle Club y Adam Green se sumaron al cuarto y tercer día, respectivamente; y se cambió la fecha del show de Stone Temple Pilots: del 10 de octubre pasa al día 15 del mismo mes. Aquí la grilla día a día y los precios de las entradas para cada una de las noches

Cantante y poeta de mil rostros, hoy festeja sus 47 años. “Soy la suma de mis defectos y la voluntad por disimularlos“, confiesa.

Andrés Calamaro, rockero y tanguero de acento porteño, asegura, recién iniciada la segunda parte de su gira por España, que es un “verdadero músico y no mucho más que eso”, una profesión que le ha llevado a alternar su Buenos Aires natal con Madrid, ciudad en la que actuará el próximo 20 de septiembre.

“Soy la suma de mis defectos y la voluntad de disimularlos”, explica a EFE el cantante, que roza ya la cincuentena y que cuenta con un enorme trabajo musical a sus espaldas. El último de ellos, “La lengua popular” (2007): un álbum que el argentino todavía necesita escuchar, “para recordar lo bueno que es”.

Con este trabajo, Calamaro viaja este sábado a Murcia y después seguirán otra media docena de ciudades españolas.

Compañero de faenas de Ariel Rot en Los Rodríguez -grupo efímero, pero que ha regalado a la memoria musical colectiva temas como “Sin documentos” o “Para no olvidar”- Calamaro confiesa que le gusta contestar a las entrevistas con tranquilidad para expresar “gratitud e ideas claras”, por lo que esta vez ha preferido hacerlo por correo electrónico.

Más maduro, seguramente, pues el tiempo nunca pasa en balde, el compositor no tiene muy clara la existencia de las musas ni llega a confirmar ciertos lugares comunes, como aquel que relaciona los malos momentos con una mayor y mejor creación artística.

Espero que ambas cosas no tengan que ver, aunque las malas noticias no dependen de nosotros, cuando creemos tenerlo casi todo, toca resistir o luchar. Igualmente, a mí jamás me pasó nada grave ni dramático“, explica.

Sea como fuere, “el arte, la música o las letras salen de nosotros, de la soledad de nuestro interior interno”, comenta el músico, cuya obra quizá más polémica fue “El Salmón”, álbum quíntuple compuesto nada más y nada menos que por un centenar de canciones.

Criticado por muchos y adorado como una pieza íntima del artista por otros, aquel trabajo supuso un antes y un después en la carrera de Calamaro que, tras semejante empacho musical, no volvió a editar un disco hasta cuatro años después -“El Cantante”-, un álbum en el que ya quedaba claro que el argentino ni era un “purista”, explica, ni pensaba quedarse anclado en el pasado.

“Ser un incomprendido no es lo peor que le puede suceder a un músico, además, otros mejores que yo fueron incomprendidos antes. A veces la crítica y la opinión plural no acompañan las obras hasta que las entienden“, asegura.

Tras flirtear -por no hablar casi de un compromiso puramente amoroso- con el tango y la música tradicional argentina, el compositor regresaba al ruedo con “El palacio de las flores”, álbum que el público todavía no había digerido del todo cuando una portada del ilustrador Liniers se hacía un hueco en las estanterías de las tiendas de discos para presentar “La lengua popular”.

Me gustan todos los ilustradores, soy politóxico en cuestiones de arte y creatividad“, comenta el músico, que se define, entre otras cosas, como: un “ciudadano flamenco por adopción, acreditado por Diego el Cigala, Niño Josele y Javier Limón, que son mis hermanos“.

Así, entre el flamenco, el rock, el pop, el tango y quién sabe qué más estilos, Andrés Calamaro se desenvuelve como pez -o salmón- en el agua. Contra corriente o no, el músico, ante todo, hace música.


OTRA VEZ SOPA Radio se transmite desde Rosario, Argentina.

DE LUNES A VIERNES 17HS POR POP RADIO ROSARIO, 96.1Mhz

Create your own banner at mybannermaker.com!

VISITAS/ESTADÍSTICAS

  • 654,609 hits
Create your own banner at mybannermaker.com!
noviembre 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Create your own banner at mybannermaker.com!
Create your own banner at mybannermaker.com!

Top Clicks

  • Ninguna

RSS OVS FLOG

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Mucho más OVS!!!